Blog

Tienes una Carta para ti

Sobre turquesa A5 caligrafiado con acuarela y formando una ola. Palillero oblicuo con plumilla Zebra G.
¿Recuerdas la película "Tienes un email"?

Razones para volver a escribir

Corrían los años noventa cuando el correo electrónico empezó a formar parte de nuestras vidas. Hoy es impensable prescindir de él. Miramos varias veces al día la bandeja de entrada de los buzones de correo electrónico de todos nuestros dispositivos. Casi hemos olvidado abrir nuestro buzón real, al que ya, por no llegar, no llegan ni facturas. Casi no recordamos como era una carta postal y los adolescentes de hoy no saben ni qué aspecto tiene.

Es la era de la inmediatez. Todo va muy deprisa. Enviamos un mensaje, un correo hasta para celebrar una fecha señalada o dar una noticia importante. ¡Ah!, y esperamos respuesta inmediata.

¿Y si paramos un poquito?. Vivimos muy deprisa y no saboreamos los placeres de la vida. ¿Conoces el movimiento “Slow Life”?. Surgió allá por los años ochenta, como consecuencia de la apertura de un establecimiento de comida rápida en Roma.

Se trata de bajar el ritmo, de disfrutar de los pequeños placeres cotidianos, (Carl Honoré, “Elogios de la lentitud”). Se trata de vivir sin prisas, con tranquilidad, lo cual aporta más equilibrio a nuestra vida.

Pues bien, en ese estilo de vida encaja el trabajo creativo de escribir una carta postal y comunicarse a través de este medio tradicional. La necesidad de comunicarnos con amigos y familiares nunca desaparecerá pero sí que peligra la forma de hacerlo manualmente y de la forma tradicional. Esperemos que siga conservándose aunque sea de forma residual. Eso le da mucho valor.

Karatasi caligrafia separadores

Buenas razones para volver a escribir una carta de forma tradicional:

1. La ilusión de escribir la carta pensando en el destinatario.

¡Siiiii!, todos somos un poco “egoistillas” y cuando hacemos algo por los demás también los hacemos por nosotros. Es una forma de decir que son importantes para nosotros y sabemos la importancia que tiene.
Otra cosa que gusta, es la emoción de la espera, de la reacción que producirá en el destinatario.

2. El valor de una carta elaborada de forma artesanal.

Todo lo que elaboramos manualmente tiene un valor añadido: la pasión y el tiempo empleados en elaborar un producto exclusivo y personal.
Una carta no es un mensaje virtual. Aquí hay que escribir el mensaje de forma manual y si queremos ponerlo bonito no disponemos de emojis. Hay que jugar con la letras y con el papel para conseguir cartas bonitas y emotivas.

3. El placer que produce en el destinatario recibir una carta postal.

No sé si sabéis y si lo sabéis, os lo confirmo. Una de las cosas que más nos emocionan y nos hacen sentir importantes para los demás es que pronuncien nuestro nombre, que lo veamos escrito, y si ese nombre está escrito a mano y con una letra preciosa ni os cuento el resultado.
Por ello, además del contenido de la carta que suele ser muy personal y emotivo, también lo es el sobre. Un sobre bonito, caligrafiado con el nombre del destinatario tiene efectos mágicos.

Karatasi caligrafia separadores

Este apartado va dirigido a aquellas personas que nunca han escrito una carta. La carta se compone de:

1. Papel o tarjeta.

Podemos escribir en formato A4, A5, A6 en papel normal, en cartulina, en un papel especial. No hay límites, salvo las normas de escritura para una carta formal de las que hablaremos otro día.

2. Sobre.

El sobre tiene dos caras:

  • Anverso: Parte trasera con una solapa, que al levantarla, nos permite introducir la carta, para después pegarla. Es la parte donde ponemos los datos del remitente, es decir, tu nombre y apellidos, tu domicilio, población en la que resides y código postal.
  • Reverso: En el que escribimos los datos del destinatario en varias líneas: nombre y apellidos, domicilio, código postal y población. Podemos añadir una línea con la provincia y o país de residencia si no es el mismo.

3. Sello.

El sello siempre va colocado en la parte superior derecha del reverso; hay que franquear en la oficina de correos y su valor dependerá del peso de la carta.

Recordad que existen unas medidas mínimas para el envío de cartas postales y que son de 14 cm de ancho por 9 cm de alto.

Karatasi caligrafia separadores

Podemos hacerlo por ti.

Si eres de las personas que prefieren la vida lenta, si te ilusiona escribir esa carta, te iremos dando ideas para hacerlo. Para que consigas las cartas postales más chulas y mas románticas.

Si te gusta la idea pero tienes dificultades en la redacción, en la escritura, en la elaboración de un sobre bonito… podemos hacerlo por ti. Te enviamos la carta totalmente acabada para que firmes y envíes o la ponemos directamente en correos.
Accede a nuestro Servicio de Correspondencia donde te indicamos como hacerlo.

Como despedida, nada nos haría tanta ilusión porque se mantuviera este modo de comunicación, que ayudarte a emocionar a los tuyos con una bonita carta postal.